Premio a la honradez en Italia

Poco podía imaginar Simone Farina que el ejercicio de honradez que tuvo hace poco más de un mes al rechazar 200.000 euros, para que convenciera a tres compañeros de que amañaran un partido de la Serie B del calcio, iba a convertirle en el hombre de moda del fútbol italiano.

Su valiente denuncia a las autoridades del intento de soborno llevado a cabo por un ex colega en los juveniles de la Roma, Alessandro Zamperini, reactivó la Operación Last Bet contra el amaño de partidos y las apuestas ilegales. El resultado inmediato fue la detención a mediados de diciembre de 17 personas, entre las que figuraban el ex capitán del Atalanta Cristiano Doni y el ex interista Luigi Sartor.

APOYO POPULAR

30.000 internautas han pedido ya a Cesare Prandelli su debut con la ‘Squadra Azzurra’

El intachable gesto de Farina tuvo tanta repercusión en el país de la bota que el seleccionador transalpino, Cesare Prandelli, decidió premiar la honestidad y el arrojo del zaguero del Gubbio invitándolo a convivir con la Nazionale la semana previa al amistoso que la azzurra disputará el próximo 27 de febrero con Estados Unidos.

Ahora ha sido el mismísimo presidente de la FIFA, Joseph Blatter, quien ha tendido la mano al rubicundo defensor de 29 años, convocándole a título personal a la gala de entrega del Balón de Oro, que tendrá lugar mañana por la noche en Zurich.

Farina acudirá a la cita acompañado de su esposa y del director deportivo del Gubbio, Stefano Giammarioli, quien ayer no dudó en expresar el orgullo del club umbro por este reconocimiento que el órgano que rige los destinos del fútbol ha tenido con su jugador fetiche.

El defensor transalpino no pasará desapercibido por la Kongresshaus de Zurich, puesto que además de recibir una mención especial durante el transcurso de la ceremonia, la FIFA tiene pensado sentarle junto a los tres candidatos al galardón que premiará al mejor jugador de 2011: Messi, Cristiano Ronaldo y Xavi.

Las emociones se acumulan en las alforjas de este defensor de medio pelo, que el viernes retornaba a los terrenos de juego tras dos meses en el dique seco por culpa de una lesión. El Pietro Barbetti registró un lleno hasta la bandera y los 5.500 aficionados que se acercaron al feudo de los Lupi para ver el encuentro frente al Bari recibió a Farina con una cerrada ovación que se prolongó por espacio de varios minutos, y una pancarta gigantesca en la que se podía leer la leyenda «Simone, nostro orgoglio».

Farina, que hasta ahora no había dicho esta boca es mía por temor a posibles represalias, insistió en que «hice lo lógico. En ningún momento busqué publicidad por ello. Este tipo de cosas no son buenas para el fútbol y debemos tratar de erradicarlas». Mientras, 30.000 internautas han pedido a Prandelli a través de la red que le haga debutar contra los yanquis.

Fuente: marca.com



Categorías:Actualidad

1 respuesta

  1. Tremenda Historia…..digna de contarla en todas las escuelas de futbol, para que se tome como ejemplo de que si hacemos lo correcto nos va a ir mejor. Que diferente hubiera sido si el delantero de Francia T Henrry hubiera actuado con honestidad y se acercaba al arbitro a decirle que el gol que metio a Irlanda fue con la mano, aun a costa de que francia no fuera al mundial… Historias que nos enseña la vida.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: