Michael Arroyo

Arroyo fue operado y será baja en Barcelona entre 3 y 5 semanas

Michael Arroyo, jugador de Barcelona Sporting Club, fue operado la mañana de este jueves debido a una lesión en su rodilla derecha, lesión que habría sufrido minutos antes del final del pasado Clásico del Astillero que vencieron los canarios con un solitario tanto de Félix Torres.

Debido a esta lesión, ‘Gambetita’ no pudo asistir al control doping dentro del estadio, lo que fue considerado como una «violación al reglamento» por parte del Dr. Boris Zambrano, delegado de la Comisión Antidopaje de la Ecuafútbol; en declaraciones para este Diario.

Médico de Barcelona afirma que quedó cerrado el caso Arroyo

Gustavo Peralta, médico de Barcelona Sporting Club, afirmó este miércoles que la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF) dejó cerrado el caso del control doping a Michael Arroyo en el último Clásico del Astillero, al constatar que no hubo una evasión  de parte de Gambetita.
 
“Fue una grata reunión, quedó claro cómo fueron todos los eventos cronológicamente, constataron la emergencia que fue terrible la que tuvo Michael, lo constatamos con documentos, imágenes. Efectivamente estaba la Comisión Médica de la FEF y corroboraron todo lo que vieron”, inició el galeno del Ídolo del Astillero.

Antidopaje de FEF ratifica que Arroyo intentó evadir protocolo

Citados ayer por la Comisión Disciplinaria de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF), el director de la Unidad Antidopaje de la FEF y el oficial de control de dopaje asignado por la misma entidad para el duelo del Clásico del Astillero, ratificaron en un informe que sí hubo intento de evasión por parte del volante barcelonista Michael Arroyo al protocolo de control de dopaje pospartido.

El jugador incumplió el protocolo establecido por la Comisión Antidopaje de la Conmebol (el mismo que emplea la FEF) al no dar su muestra de orina tras el Clásico del Astillero disputado el 14 de octubre en el Monumental, pese a una dolencia física que afectó al jugador en los minutos finales del encuentro.