Pelé: No tuve miedo de morir

El exfutbolista Pelé abandonó ayer el hospital Albert Einstein, recuperado de la infección urinaria que lo mantuvo internado por dos semanas. Aseguró que no tuvo “miedo de morir” a pesar de haber pasado cuatro días en terapia intensiva.

“Quisiera recordar que en los Juegos Olímpicos (que se disputarán en Río de Janeiro en el 2016), pueden actuar tres jugadores profesionales (mayores de 23 años). Yo soy uno de ellos”, expresó O Rei, de 74 años, en tono bienhumorado en una rueda de prensa en la que confirmó que vive con un solo riñón desde 1977, cuando vivía en Estados Unidos y jugaba por el Cosmos de Nueva York.

“Cuando todavía jugaba por el Santos, sufrí un rodillazo y la costilla me perforó un riñón. Yo no lo sabía en ese entonces y seguí jugando, porque los contratos del club exigían la presencia de algunos jugadores en todos los partidos”, dijo Pelé.

De hecho, actuando para el Santos, Pelé jugó cuatro veces en Ecuador. Su primera visita fue el 11 de enero de 1959, siete meses después de haber conquistado con Brasil la Copa del Mundo de Suecia 1958, para un amistoso en el estadio George Capwell contra Emelec, al que los brasileños vencieron 3-1 con doblete de su histórica figura.

Para este compromiso Emelec se reforzó con Luciano Macías, Jaime Galarza, Carlos Titán Altamirano, José Aquiño y Alberto Spencer, a quien Pelé volvería a enfrentar tres años más tarde en la final de la Copa Libertadores cuando Cabeza Mágica jugaba para Peñarol.

Era tal el trajín de aquellos tiempos de Pelé con el Santos, que el duelo contra los eléctricos fue parte de una gira de ocho días por Sudamérica en la que jugaron once partidos. Pelé, con 18 años, metió 15 goles.

Ante Emelec jugó su partido 147 y marcó los goles número 163 y 164 de su carrera, en un duelo para el que la entrada más barata costaba 10 sucres.

En Ecuador, Pelé también jugó con Santos en 1960 y le ganó 2-6 a Liga (Q); en 1962 venció a Barcelona 2-6 en el Modelo y a Liga (Q) 3-6, en la capital. Para entonces no le habían extirpado un riñón, situación que recién ahora se conoce.

“Cuando me fui al Cosmos (en 1977), empecé a sentir fiebre, y el médico me dijo que yo estaba viviendo desde hacía algún tiempo con un solo riñón, porque el otro ya no funcionaba. Me operaron en Nueva York, por eso la gente en Brasil no se enteró”, relató ayer.

El tres veces campeón del mundo (1958, 1962 y 1970) fue hospitalizado el 24 de noviembre por una infección urinaria, diez días después de su operación de cálculos renales. El 27 tuvo una recaída y fue derivado a terapia intensiva, desatando las alarmas en el mundo. “Claro que me preocupé, pero no tuve miedo a morirme”.

Fuente: eluniverso.com



Categorías:Actualidad

Etiquetas:,

1 respuesta

  1. Me parece muy bien que Pele no tenga miedo de la muerte ya que de uno o otra manera la muerte llegara pero no hay que preocuparnos de la muerte sino de seguir disfrutando la vida que tenemos hoy en día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: