Con el visto bueno de Argentina y Uruguay, la Copa Libertadores se reactiva el 15 de septiembre

Los gobiernos de Argentina y Uruguay aprobaron este martes el protocolo sanitario de la Conmebol para la Copa Libertadores y la Sudamericana del 2020, con lo cual los equipos extranjeros quedan exceptuados de cumplir cuarentenas cuando ingresen a esos países.

“En principio el protocolo está aprobado, con algunas recomendaciones específicas de las autoridades sanitarias locales”, confirmó a periodistas Matías Lammens, el ministro argentino de Turismo y Deportes tras una reunión con altas autoridades de Salud, Transporte y Migraciones.

“Lo estudiamos mucho, creemos que es estricto. No se corre ningún riesgo, no solamente los planteles argentinos sino de esparcimiento de virus por los planteles extranjeros que vengan a la Argentina”, agregó.

Tras el anuncio de Argentina, Uruguay era el único de los diez miembros de la Conmebol al que le faltaba aprobar el protocolo.

Pero en un tuit, el órgano rector del fútbol sudamericano afirmó que había obtenido ya ese visto bueno.

“El Gobierno de Uruguay aprobó los protocolos de concentración sanitaria presentados por CONMEBOL para la disputa de los partidos de la @Libertadores y @Sudamericana 2020. ¡Juntos Creemos en Grande!”, afirmó la CONMEBOL sin dar más detalles.

La Copa Libertadores se reanudará el 15 de septiembre, mientras que la Sudamericana retomaría actividades el 27 de octubre.

Los planteles de Boca Juniors, River Plate, Defensa y Justicia, Racing Club y Tigre, que están disputando la fase de grupos de la Libertadores, no están obligados a cumplir con el aislamiento social de 15 días cuando regresen al país tras competir en el exterior.

Entre sus aspectos centrales, el protocolo establece que los equipos extranjeros podrán permanecer 72 horas, plazo en el cual los jugadores y cuerpo técnico podrán salir del hotel para entrenarse si así lo desean y para jugar el partido. Una vez terminado el encuentro, deberán regresar a sus países inmediatamente en vuelos privados.

Antes de viajar, cada delegación deberá someterse a pruebas de COVID-19. Y al ingresar a los estadios se le tomará temperatura a cada uno de sus miembros.

El cumplimiento del protocolo correrá por cuenta del responsable de salud de cada club participante, una nueva figura creada por Conmebol para supervisar las medidas sanitarias.

Liga de Quito y Delfín son los únicos equipos ecuatorianos que compiten contra rivales argentinos en la presente edición de la Libertadores. Los albos tienen programado para el martes 20 de octubre su próximo encuentro con River Plate, mientras que los cetáceos deben medir a Defensa y Justicia en la tercera fecha de la fase de grupos, la de la reanudación.

Barcelona SC e Independiente del Valle comparten el Grupo A, con el brasileño Flamengo y el colombiano Junior de Barranquilla.

Fuente: AP



Categorías:Actualidad

Etiquetas:,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: