Debacle de Palmeiras, cuarto en el Mundial de Clubes

El Palmeiras brasileño, campeón de la Copa Libertadoresconsumó la debacle en el Mundial de Clubes de Catar al perder este jueves en la tanda de penales (3-2 tras empate 0-0) su partido por el tercer puesto ante el Al-Ahly egipcio.

Ambos equipos ofrecieron un partido poco vistoso, con el Verdao mostrando síntomas de cansancio. El partido se dirimió desde los once metros sin pasar por la prórroga al disputarse en el Education City Stadium de Rayán.

El Palmeiras, que había perdido en semifinales ante Tigres de México (1-0), selló la peor actuación histórica para la zona Conmebol en esta competición.

En las cuatro ocasiones anteriores en que el campeón de la Libertadores perdió en semifinales, el representante sudamericano salvó el honor venciendo en el partido de consolación.

Así fue antes con dos formaciones brasileñas, Inter de Porto Alegre (2010) y Atlético Mineiro (2013), así como con el Atlético Nacional colombiano (2016) y el River Plate argentino (2018).

A pesar de la mayor calidad individual de los jugadores dirigidos por el portugués Abel Ferreira, el campeón africano saltó al césped con algo más de ambición y mordiente ofensiva.

El Al Ahly pudo marcar a la media hora por medio de Amr El Soulia, pero su tiro salió desviado. Antes del descanso, el conjunto egipcio dispuso de una buena ocasión en las botas de Mohamed Magdi, que también salió desviado.

Los brasileños mejoraron en el segundo acto, pero sin crear verdadero peligro ante el arco defendido por Mohamed El-Shenawy.

El cuadro sudamericano no pudo imponerse en el centro del campo y acusó la intermitencia de hombres como Raphael Veiga, Felipe Melo o Roni.

Palmeiras apretó en el tramo final. El triple cambio establecido por el portugués Abel Ferreira dio frescura al equipo brasileño, que notó la presencia en el terreno de juego de Gustavo Scarpa, Danilo y Gabriel Menino, incluso pudo ganar con un disparo de Patric De Paula Carreiro, pero su tiro rozó un poste.

Ya en la resolución por penales, los fallos de Rony, Luiz Adriano y Felipe Melo hicieron estéril la parada del golero Weverton y el lanzamiento al poste en sendos penales del Al-Ahly, pero los egipcios anotaron un penal más que lo sudamericanos, con aciertos de Bard Banoun, Mohamed Hany y Junior Ajayi, goles con los que el campeón africano igualó con este tercer puesto su mejor actuación en un Mundial de Clubes, el de 2006.

Solo el TP Mazembe de la República Democrática del Congo, finalista en 2010, y el Raja Casablanca marroquí, subcampeón también en 2013, pueden presumir de haber llegado más lejos entre los equipos africanos.

Fuente: eluniverso.com



Categorías:Actualidad

Etiquetas:, ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: