Uso indebido de tecnología en el Guayaquil City – Técnico ‘debe ser el escándalo más grave en la historia de nuestro fútbol’

Por la sexta fecha de la fase 2 de la Liga Profesional de Ecuador (LigaPro) a Guayaquil City le tocó recibir a Técnico Universitario en el estadio Cristhian Benítez Betancourt. Transcurría el minuto 12 cuando el juez central del compromiso, Jéfferson Macías Quiroz, dictaminó tiro penal para los ciudadanos tras interpretar que el zaguero del Rodillo Rojo Alexis Santacruz había impedido con su brazo que un remate de Renato César ingresara a la portería. Inmediatamente, el central le mostró la cartulina roja a Santacruz, porque, como dicta el reglamento, cortó intencionalmente una opción manifiesta de gol.

Los reclamos por parte de los jugadores y del cuerpo técnico de la visita no se hicieron esperar. Fueron incesantes, hasta tal punto que un miembro del equipo del estratega colombiano José Cheché Hernández se aproximó al cuarto árbitro, Daniel Oñate Zambrano, para mostrarle, en un teléfono inteligente, la repetición de la jugada, lo cual está prohibido por el reglamento.

La única tecnología aprobada por la IFAB (International Football Association Board), entidad universal responsable de la toma de decisiones relativas a las reglas del juego del fútbol asociado y que procura que el deporte se practique de manera uniforme en todo el mundo, es la del videoarbitraje (VAR). Sin embargo, para este cotejo no se contaba con la implementación de esta herramienta.

Las cámaras de la productora aliada a GolTV, canal dueño de los derechos televisivos del fútbol ecuatoriano (hasta 2028, con opción a renovar por diez años más), captaron a Jorge Rojas Constante, kinesiólogo del cuadro ambateño, tratando de enseñarle la jugada al cuarto árbitro mientras este le hacía claras señales de que se marchara a los banquillos.

No obstante, y para sorpresa de todos los presentes en el escenario y los televidentes, Macías decidió anular todas las decisiones iniciales y reanudar con tiro de esquina a favor de Guayaquil City, como si Santacruz hubiese despejado legalmente. En consecuencia, no se dictaminó la pena máxima que Miguel Parrales ya estaba listo para ejecutar y Santacruz fue devuelto al campo de juego.

¿Qué ocurrió? Según el informe del comisario de juego, Christian Cruz, hubo un “uso de equipos electrónicos en el banco de suplentes”.

“El kinesiólogo del club Técnico Universitario, el señor Rojas Constante Jorge, utilizó un dispositivo electrónico (teléfono celular) en la banca de suplentes para reproducir el partido que se jugaba entre Guayaquil City y Técnico Universitario”, indicó en el informe.

Cruz añadió que el miembro del cuerpo técnico “al minuto 14 del primer tiempo se acercó al cuarto árbitro, el señor Oñate Zambrano Daniel Alexander, a mostrarle la repetición de una jugada”.

“Luego de esta acción el árbitro central, el señor Macías Quiroz Jéfferson, anula la expulsión de un jugador de Técnico Universitario (Alexis Santacruz) y el penal pitado previamente, reanudando el partido con un tiro de esquina a favor de Guayaquil City”, concluyó el dictamen.

El partido finalizó con una victoria de Guayaquil City por la mínima diferencia gracias a una conquista de Parrales a los 24 minutos, con remate de testa.

Hay un antecedente

En el partido entre El Nacional y Técnico Universitario, por la 25.° jornada del campeonato ecuatoriano de 2019, el cuarto árbitro, Javier Colcha, se escudó en la cámara de televisión ubicada en el medio campo para, finalmente, recomendarle a Mario Romero, réferi central, cambiar la decisión de sancionar penal a favor del Rodillo Rojo.

“Es una vergüenza lo que ha pasado. Es lamentable, no sé cómo se hizo todo, llamaron al cuarto árbitro y anularon el penal cuando ya estaba el balón para ejecutarse. Pero así es esto, así estamos viviendo en el fútbol ecuatoriano”, comentó en su momento Alberto Jara, vicepresidente del elenco ambateño.

Queja del presidente de Guayaquil City

Iván Mendoza, presidente de Guayaquil City, salió al paso para mostrar su descontento por el accionar del arbitraje ecuatoriano, y aseveró que este “debe ser el escándalo más grave en la historia de nuestro fútbol en cuanto a materia arbitral”, y que ocurrió “en las narices de todos”.

En un hilo publicado en su cuenta de Twitter, Mendoza expone que, si un miembro del banco de suplentes “convence” a la terna arbitral para cambiar una decisión, “lo mínimo que se puede pensar es que están coludidos y en contubernio para perjudicar al club rival”.

La otra opción es que exista una mezcla de incapacidad y locura para tomar una postura y luego una decisión de tal naturaleza”, agregó.

El titular ciudadano sostiene que “no sabemos si es contra nuestro club” o si “el cuarto árbitro, en efecto, tiene una relación sospechosa con alguien del otro club (Técnico Universitario)”.

“Nos sentimos perjudicados, sorprendidos y diría yo hasta asustados por lo ocurrido ayer (domingo)”, lamentó.

Pedimos ayuda a quien corresponda, nos jugamos la vida en cada partido y con lo de ayer podría pensarse que existe una persecución para que nuestro club no compita. Las pruebas son evidentes, está en sus manos aplicar sanciones que nos hagan sentir que no estamos desamparados”, sentenció.

Hasta el día de hoy, la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF) y la Comisión de Arbitraje del organismo rector del fútbol ecuatoriano, que preside Roger Zambrano, no han respondido a las quejas de varios clubes sobre el nivel del arbitraje.

Fuente: eluniverso.com



Categorías:Actualidad

Etiquetas:, ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: