Dudas sobre la programación de la 7.ª fecha de la Fase 2 de la LigaPro se incrementan con el paso de las horas

La séptima fecha de la Liga Profesional de Fútbol de Ecuador (LigaPro) estaba programada para llevarse a cabo desde el viernes, a las 19:00, con el partido entre Técnico Universitario y Manta FC; hasta el próximo lunes con el juego entre Universidad Católica e Independiente del Valle. Y pese a la postura “firme” del gremio arbitral en símbolo de protesta por los valores adeudados de no pitar ningún partido hasta que se cancele la totalidad de dichos valores, la posición de la LigaPro fue de no caer en “presiones” y designar a los jueces que sí quieran dirigir, “incluyéndose a árbitros amateurs, si fuera el caso”, como expuso el jueves el organismo en un comunicado que contaba con la aprobación de los 26 clubes afiliados (16 de Serie A y 10 de Serie B), luego de una sesión con representantes de los elencos.

Sin embargo, Emelec salió al paso para aclarar que “no ha conocido previamente del contenido de dicho comunicado”, y “ni mucho menos, aprobado el mismo”. Agregó que el club “se mantiene al margen” de la polémica originada entre la LigaPro y el gremio arbitral. Siendo este el único cuadro que se ha pronunciado con respecto a la misiva; aunque los demás clubes no han replicado esta información.

Pero en el acta de programación de la fecha no constan árbitros amateurs ni extranjeros como se había sugerido en días anteriores, sino quienes se encargan de impartir justicia regularmente en la primera división del fútbol ecuatoriano.

Luego de que los 22 futbolistas de Técnico Universitario y Manta saltaran al campo de juego del Bellavista para cumplir con la obligación de presentarse a disputar el encuentro, ante la ausencia de los colegiados, finalmente el partido no se disputó. La terna arbitral designada para el compromiso estaba encabezada por el central Carlos Orbe.

Una vez que definitivamente no se jugó el partido que abriría la programación Miguel Ángel Loor, presidente de la LigaPro, aseveró que ofreció un pago de 200.000 dólares dentro de un lapso de diez días para el gremio arbitral con la intención de que se logre jugar, sin embargo, “no aceptaron”.

Para las 15:00 de este sábado está programado el partido entre Orense y Guayaquil City en el estadio 9 de Mayo de Machala. Y según una publicación en las redes oficiales del cuadro guayaquileño, están “preparados” para jugar. Es decir, se trasladaron hasta la ciudad de Machala sin la certeza de que el partido vaya a disputarse.

Asimismo, para este sábado también están planificados los duelos entre Delfín-Aucas (17:30) y Nueve de Octubre-Macará (20:00). El domingo se deberían jugar los partidos entre Olmedo-Mushuc Runa (14:00), Barcelona SC-Deportivo Cuenca (16:30) y Liga de Quito-Emelec (19:00). No obstante, no hay garantías de que, efectivamente, puedan llevarse a cabo.

Hasta la hora de publicación de este artículo no ha existido pronunciamiento oficial por parte de la LigaPro, de la Federación Ecuatoriana de Fútbol y del gremio arbitral respecto a esta situación. Se viven horas y minutos de incertidumbre en el balompié nacional sobre lo que ocurrirá en el transcurso de la jornada, donde ya no se jugó un partido y falta por saber qué pasará con los siete restantes. La postura de LigaPro es de no suspender la fecha, precisamente, para no caer en las “presiones” del gremio arbitral que se encuentra en huelga y que ha decidido no pitar hasta que se cancelen absolutamente todos los valores adeudados. Por ende, los equipos tienen la obligación de presentarse al campo de juego como lo indica el reglamento; es decir, clubes han concentrado jugadores y se han desplazado hacia las ciudades y estadios donde les toca jugar.

Goltv, canal dueño de los derechos del fútbol ecuatoriano hasta el 2028 con opción a renovar por 10 años más, tampoco se ha pronunciado al respecto. No obstante, si usted sintoniza el canal, verá las promociones de los partidos de la séptima jornada.

Los árbitros piden el pago “total” de sus honorarios, “correspondientes a los meses de mayo, junio, julio y agosto”. En un comunicado presentado el pasado 8 de septiembre, el gremio aclaró que “exigir un derecho” no es “una amenaza”, y mientras de LigaPro aseguran tener un compromiso por cumplir lo adeudado, los árbitros dicen que todo para ellos es “incierto”.

Para volver a dirigir, el gremio pide la cancelación de una deuda que “llega aproximadamente a un millón de dólares, correspondientes a los meses de mayo, junio, julio y agosto, en la serie A y B”. “Resolvemos: mantener firme nuestra posición, ratificando públicamente que ningún árbitro designado asistirá a cumplir con las programaciones”, concluyó el comunicado. Tanto la Liga Profesional como el gremio de árbitros mantienen su posición y se ha convertido en una “guerra fría”.

¿Qué pasará con el fútbol ecuatoriano? Es la pregunta que nos hacemos todos.

Fuente: eluniverso.com



Categorías:Actualidad

Etiquetas:, ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: