Esteban Paz triste con la situación que vive Edgardo Bauza, leyenda de Liga

Desde hace semanas que se conoció que el Patón pasa por un presente complicado donde las muestras de cariño se han hecho presentes. El tiempo no perdona y más cuando se trata de una situación delicada en el que su entorno es quien maneja las cosas con delicadeza.

Diario Olé le realizó una entrevista a Estaban Paz para referirse a la relación de Edgardo Bauza y su presente con su enfermedad. A continuación lo más destacado de la nota:

«Edgardo llegó acá en el 2007 y se hizo cargo de un equipo que venía mal en el campeonato. Lo trajo un empresario, Gustavo Lescovich, muy amigo. Teníamos la disyuntiva de si era él u otro entrenador en vigencia. Nos decidimos por él. Vimos una persona calma, tranquila, con una visión paralela a la que teníamos a los objetivos trazados, pero llegó a un equipo desordenado en la parte táctica», recordó.

«Mi padre empezó a dudar. Me dijo: ‘Pierde un partido más y tengo que sacarlo’. Pero justo el equipo ganó y empezó a concatenar la idea de Edgardo con su proyección de equipo, con buena base de jugadores. Elevamos el nivel, fuimos campeones nacionales y armamos la base con otras opciones para tonificar al equipo campeón de América de 2008», contó Esteban.

«Recuerdo en Japón, estábamos con Edgardo, y me dijo: ‘Hay que disfrutar mucho lo que estamos viviendo, más allá de que podemos perder la final Intercontinental con Manchester United, estas situaciones son inusuales. Somos lo contrario de otros equipos, que son la continuidad de un equipo que con poder adquisitivo compiten en alta gama’. Lo disfrutamos pese a perder la final y al volver Edgardo me dijo ‘me voy porque va a ser difícil motivar al plantel después de lo que logramos'», recordó el dirigente.

«¿Qué podemos decir de la carrera de Edgardo, con quien permanecimos en contacto por la gran relación y amistad que tenemos? Tiene esposa ecuatoriana, su hijo Nicolás, de nueve años, es ecuatoriano. Eso hizo que tuviera raíces bien sentadas en el país, principalmente en Quito, donde le tienen un enorme cariño, un gran reconocimiento. Después de la Selección nacional, él venía, nos tomábamos un café. Siempre fue una persona muy grata para conversar. Después de su etapa con Argentina empezamos a ver cambios de personalidad, en algunos rasgos, que cambia una persona que se enferma con esta situación complicada. Nos empezamos a preocupar, pero lo manejamos casa adentro, con su esposa Maritza, Lescovich, mi padre y yo».

«En Rosario Central ya fue más evidente, por eso terminó regresando a Ecuador. Ahora está radicado acá. Intentamos hace dos años, antes de la pandemia, que esté en el complejo, que sea un asesor deportivo del club. Lo fue por tres semanas, iba a ayudarnos, estaba Pablo Repetto de técnico. Ahí vimos esos cambios de personalidad, y empezó a opacarse la personalidad de Edgardo, a tal forma que decidió no ir más. Fueron pocas las veces que pudimos conversar, a veces lo llamo. Ahora es difícil, no hay retorno. Pero siempre hay cariño, hay una historia que nos contó y nos ayudó a escribir», dijo Paz.

-¿Recuerda otro momento emotivo?

-En febrero del 2020, presentamos al equipo, tuvimos la enorme oportunidad, incentivado por mi padre, de hacerle un homenaje en la mitad de la cancha, ante el público. Estuvo con su hijo y fue ovacionado con la hinchada presente. En julio próximo, que cumplimos 14 años de la gesta del 2008, vamos a elevar nuestras oraciones, y haremos algún acto conmemorativo del gran legado que nos dejó Edgardo.

-¿Para ese homenaje, lo piensan invitar?

-Es difícil, le haremos un homenaje muy sentido. Si no está con nosotros, está en nuestros corazones.

-Usted dijo que no hay retorno, ¿no tiene ningún contacto?

-Es complicado ver al amigo querido en una situación difícil para él. Sé que Gustavo estuvo con él y lo reconoce poco. Yo sé que la familia cuenta con uno, para mí es mejor quedarme con la memoria de Edgardo como estaba antes. Es muy duro lo que vive su familia, sus hijos de la Argentina, ahora Maxi es representante de jugadores. Estamos en contacto con su esposa y preocupados por su salud, que está resquebrajada y en una situación complicada.

-¿Sabe si reconoce a su esposa e hijo?

-Esos detalles los desconozco, trato de no hablar de situaciones específicas. Sé que viajó a Argentina, a Estados Unidos, pero vive acá y está con su hijo y su esposa, lidiando con una difícil situación personal.

-¿Usted piensa en visitarlo?

-Ya lo llamé durante la pandemia, lo saludé. Charlamos un rato, cuando Gustavo me contó que lo vio mal, eso golpea a las personas que lo quieren mucho. Preferí tomar distancia. Los vi a Maritza y su hijo en el funeral de mi padre, ahí hablamos de Edgardo. Ahora la consideración primordial es a lo que quiere su familia.

Fuente: futbolecuador.com



Categorías:Actualidad

Etiquetas:, ,

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: