Hechos violentos en el Capwell son reincidentes; Emelec puede ser denunciado

La transmisión de GolTV no dejó ver los instantes de la invasión al campo en el estadio George Capwell cuando los jugadores de Independiente del Valle yacían en el terreno, luego de la victoria por 2-3 ante Emelec por el partido estelar de la fecha 2 de la segunda fase de la LigaPro Serie A 2022.

Las imágenes hasta antes de enviar a anuncios mostraban al capitán eléctrico Sebastián Rodríguez reprender a Marco Angulo con quien ya mantenía cruces verbales durante el tiempo añadido.

La televisión anfitriona del campeonato nacional (series A y B) no claudica a la hora de proteger su producto; sin embargo, periodistas y espectadores documentaron los hechos que son reincidentes por parte de partidarios azules en las tribunas del Capwell.

“Estoy vivo… Impresentable invasión en el Capwell, pésimo el control policial, pocos elementos y mal distribuidos. A (Fernando) Gaibor lo rescató uno (miembro) del staff de IDV. Una pena realmente”, narró vía Twitter el comunicador que realizó labor de campo para GolTV.

Luego del pitazo final se produjeron varios incidentes en el interior del estadio Capwell, pues videos de aficionados registraron lanzamiento de objetos dirigidos hacia la boca del túnel.

Otros videos dan cuenta del mal comportamiento de partidarios del conjunto azul al burlar el anillo de seguridad a cargo de la Egsed (equipo para la gestión de la seguridad en los escenarios deportivos), orientado por la Liga Profesional de Fútbol del Ecuador. Otro hecho bochornoso en el que son reincidentes personas identificadas con camiseta del Bombillo.

El staff del Egsed lo integran el comisario de juego designado, el director de seguridad del club, el representante de seguridad del estadio (administrador del escenario), el representante del servicio de seguridad privada del Capwell, el delegado de tránsito o movilidad y el representante del servicio de atención prehospitalaria, y principalmente de los uniformados de la Policía Nacional que se ubican en el perímetro interno. Otras autoridades, como el oficial de la Policía designado jefe del operativo policial y el fiscal de turno designado por la Fiscalía Provincial, deben estar situadas en algún otro lugar estratégico que suele ser en una parte alta de los edificios.

Los jugadores de Independiente del Valle tuvieron que abandonar la cancha resguardados por la Policía Nacional, y frente al grado de violencia que atentaba de forma directa contra su integridad física por parte de un grupo de hinchas que se apostaba en la tribuna baja de la localidad San Martín se vieron obligados a partirse hasta en tres grupos.

Luego que uno se despidiera ofreciendo aplausos al público, el arquero Moisés Ramírez, que iba abrazando a un compañero, reacciona y esquiva un objeto lanzado, y ahí comienza el alboroto. Es que incluso a los futbolistas y miembros del staff de Independiente arrojaron objetos desde el terreno de juego.

Ya los jugadores del conjunto de Sangolquí tenían que correr protegidos con los escudos de la Policía para salvaguardar su integridad.

Otro grupo tuvo que esperar unos instantes para evacuar, ya que se veía intimidado por violentos que acechaban a vista de los uniformados.

Fuentes de la Policía Nacional dijeron a diario El Universo que durante el partido Emelec-Independiente del Valle participaron 3 oficiales superiores, 15 subalternos y 250 clases y policías para el interior y exterior del estadio. Además, un grupo de 20 motocicletas para la parte exterior, para evitar los robos a vehículos.

Era un descontrol como en los últimos años en el Capwell se ha registrado. La ocasión anterior fue tras la derrota (1-2) del plantel conducido por Ismael Rescalvo frente a la escuadra de Delfín de Manta el 21 de marzo de este año.

Emelec puede ser denunciado

En consecuencia de los incidentes registrados en el partido ante Independiente del Valle el domingo 17 de julio y dependiendo de lo que indique el informe del árbitro Franklin Congo y de comisarios de juego, si se consideran ingresos al campo de juego, lanzamiento de objeto al campo de juego y agresión a jugadores, el Comité Disciplinario de la Liga Profesional del Ecuador puede castigar a Emelec como mínimo un partido el estadio cerrado.

En el caso Independiente del Valle -club afectado-, al contar con evidencia que permita su investigación y posible sanción en función de los preceptos de los Reglamentos de Competiciones y Seguridad edición 2022, puede realizar una denuncia ante el Comité Disciplinario.

El título cuarto del Reglamento de Procesos Disciplinarios de la organización señala que por medio de la denuncia se inicia lo que se conoce como “procedimiento extraordinario”, “en virtud de lo cual se levantará un expediente, para efectuarse las investigaciones correspondientes”.

“La denuncia será conocida en la audiencia más próxima, sea esta en sesión ordinaria o en una extraordinaria. La denuncia deberá ser presentada dentro del plazo de 90 días de suscitados los hechos. En caso que el proceso extraordinario se inicie de oficio, el Comité Disciplinario deberá notificar a las partes involucradas o interesadas de manera inmediata la apertura de la investigación”.

“El Comité Disciplinario al que le haya correspondido receptar la denuncia, la petición de la LigaPro, o iniciar de oficio un procedimiento extraordinario, deberá sustanciarlo hasta su conclusión y emisión de la decisión pertinente, aunque dicho proceso se extienda o la decisión se expida con posterioridad al mes para el que fue integrado dicho Comité, entendiéndose, por lo tanto, prorrogada su competencia por el plazo necesario para este efecto”.

Título 4 del Reglamento de Procesos Disciplinarios de la Liga Profesional de Fútbol del Ecuador edición 2022.

Hechos reincidentes en el fortín azul

El 21 de marzo de 2022 un grupo de seguidores del equipo millonario ingresó a la cancha del estadio tras la derrota del plantel (2-1) contra Delfín. Al final del partido, varios seguidores burlaron el cerco de seguridad que se ubica en la localidad general de la avenida Quito y fueron detenidos por la Policía Nacional. El Comité Disciplinario de la Liga Profesional de Fútbol, que es manejado por el Centro de Arbitraje de la Cámara de Comercio de Guayaquil, suspendió la general alta (donde se ubica la barra brava Boca del Pozo) y emitió una multa de 2.400 dólares por lanzamiento de objetos, uso de bengalas y lanzamiento de objetos a la cancha que de hecho están prohibidos por la organización.

El capítulo de principios generales del Reglamento de Seguridad de la Liga Profesional reza que “es responsabilidad del club local la seguridad, logística, planes de seguridad y prevención de riesgos, higiene, salud pública, así como el bienestar e integridad física del equipo visitante y autoridades deportivas durante su estadía en la ciudad sede del partido, el mismo que tiene la condición de garante en el evento deportivo”.

“Los clubes locales y/o autoridades de los estadios deberán adoptar y coordinar las medidas apropiadas y necesarias para garantizar la seguridad dentro de los escenarios deportivos de su jurisdicción. Asimismo, todos ellos serán responsables del comportamiento y la competencia de las personas a las que confían la organización de los encuentros”, añade.

El incumplimiento de las medidas de seguridad que constan en este Reglamento serán sancionados por el Comité Disciplinario de la LigaPro”, enfatiza.

Fuente: eluniverso.com



Categorías:Actualidad

Etiquetas:,

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: