Jeremías Ledesma, héroe fuera de la cancha

El partido transitaba sus minutos finales, pero en las gradas el partido había pasado a segundo plano. La gente hacía señas, pedía ayuda, un hincha se descompensó y necesitaba atención médica.

En ese momento Conan, como es su apodo, cruzó la cancha con un desfibrilador en la mano, para llevarle a la gente que intentaba auxiliar a la persona descompuesta.

Los jugadores vivieron el momento con expectativa y angustia.

El partido fue detenido durante una hora, los jugadores fueron al vestuario y se pudo saber que el simpatizante pudo recuperarse.

Fuente: elgrafico.com.ar



Categorías:Actualidad

Etiquetas:,

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: