Gustavo Alfaro y su libro: «Cazadores de utopías imposibles»

Un viaje a su interior y a sus orígenes, en Rafaela (Argentina), permitió al seleccionador Gustavo Alfaro reencontrar su “sed emocional”, esa que perdió en el camino trajinado por su profesión y que permitirá al estratega argentino afrontar su mayor reto profesional enmarcado en la disputa del Mundial Qatar 2022, cuya clasificación conseguida con la selección de Ecuador el argentino cuenta en su libro Cazadores de utopías imposibles.

El libro reúne “sentimientos, sensaciones y experiencias” de Alfaro en el camino a Qatar, relatados en 26 capítulos, desde su llegada al país hasta la decisión de, una vez con la clasificación, reencontrarse consigo mismo, en su tierra.

“La idea de escribir un libro nació hace muchos años, una tarde de otoño, pero no tenía algo lindo que contar. Con la clasificación al Mundial mi familia me dijo que ya no tenía pretexto”, contó Alfaro este jueves durante la presentación de su libro.

“Una primera idea era hacer 18 capítulos, uno por cada partido de la eliminatoria, pero no quise hablar de fútbol, tiene contenido relacionado, pero no es un libro de fútbol, es la historia de este recorrido seguido para la clasificación con Ecuador”, dijo Lechuga, como lo conocen en su pueblo natal.

Según Alfaro, el libro sirve para explicar algo totalmente diferente, que tiene que ver con las emociones. Es una historia que merece ser contada por los protagonistas, mis jugadores, quienes hicieron realidad los sueños que todos tenemos. Son las herramientas de un entrenador, una federación y un país, porque captaron con mucha veracidad lo que es el sentimiento de un país”, apuntó.

Las páginas cuentan desde lo que fue la llegada de Alfaro a Ecuador en septiembre de 2020, el trabajo “con la premura del tiempo” para el arranque de la eliminatoria y el trabajo para “recuperar” el sentimiento de los seleccionados por vestir la camiseta de la Tricolor, “porque en ese tiempo la Selección dejó de ser prioridad para algunos de ellos. Ese fue el fundamento de nuestra labor inicial, el generar ese sueño en el que al final entramos 18 millones de ecuatorianos”.

La charla técnica en Barranquilla antes del juego con Colombia (0-0), “el que fue un punto de inflexión en esta campaña”, la relación con los jugadores y la afición, hasta el día de la celebración de la clasificación, en Guayaquil ante Argentina, son parte de las vivencias que recogen las página de esta historia tricolor.

“La clasificación nació como un sueño, se transformó en una idea y terminó como una ilusión”, señaló el seleccionador nacional, quien reveló que no pudo hablar ante los jugadores luego de la clasificación: “No estaba preparado para hablar con el grupo, ellos esperaban escuchar a un líder, necesitaban a una persona auténtica, por eso sentí que en ese momento no era mi lugar. Dejé pasar las horas, luego nos reunimos y les explique por qué no había festejado, pero me levantaron sus palabras porque me hablaron de la confianza que les dimos, pero les hice saber que este fue un camino de ida y vuelta, porque también los jugadores nos transformaron en un cuerpo técnico de élite”.

Pero con la clasificación llegó también el momento de reflexionar. “Sentí que había perdido mi sed emocional y que tenía que recuperarla, decidí entonces regresar a Rafaela, a mis orígenes. Pasados unos días regresé a Ecuador, renovado, para afrontar este desafío”, apuntó.

No pudo faltar el momento emotivo, cuando se quebró Alfaro al expresar su sentimiento por el país que lo acogió estos dos años: “Me estoy enamorando mucho de Ecuador y eso es un peligro”, dijo, pero es un riesgo asumido, porque aunque luego del Mundial no habrá un alcance al libro ni una segunda parte, Alfaro enfatizó: “Estamos preparados para jugar la Copa del Mundo”.

Sobre el título, el seleccionador contó: “Surgió cuando estaba en la cancha (del estadio Monumental) en medio del escenario improvisado tras la clasificación, y es porque eso (cazadores de utopías) veo en los jugadores, pero porque también define mi pasión por el fútbol, de cuando dejé mi carrera y busqué mi vida en el fútbol”, concluyó.

Fuente: futbolecuador.com



Categorías:Actualidad

Etiquetas:,

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: